Narni

Narni, en lo alto del estrecho valle del río Nera, domina el amplio panorama de la cuenca ternana y constituye una de las etapas obligatorias para el viajero interesado en la Umbría Meridional. Su posición de control en la Vía Flaminia le garantizó durante siglos un papel de gran relieve desde un punto de vista estratégico; todo esto explica la monumentalidad y la belleza de sus edificios que entre la Edad Media y el Renacimiento se fueron sobreponiendo a los restos del centro Umbro-romano.
 
PARA VER EN MEDIO DÍA 
 
Duomo de San Giovenale: con su majestuosa estructura románica constituye el mayor monumento de Narni. Conserva el sacelo de San Giovanale, patrón de la ciudad, con un mosaico del siglo IX inusual y de gran belleza y una escultura de madera de Vecchietta.
 
Plaza de los Priori, foro romano y centro político desde época medieval hasta hoy en día, su aspecto actual  se remonta a los siglos XIII y XIV con la realización de los edificios comunales, el Palacio,del Podestà (ayuntamiento) y el Palacio de los Priori con el pórtico de Gattapone y el del "Banditore".
 
Iglesia de S. Maria Impensole: fascinante iglesia románica realizada sobre los restos de un edificio más antiguo.
 
Igesia de San Francesco: realizada en el s. XIV en el lugar en el que, según la tradición, había vivido San Francisco.
 
Puente de Augusto: se llega fácilmente también en autobús. Es una de las obras que testimonia la grandiosa maestría de los romanos en la construcción de imponentes obras públicas.
 
 
CON UN POCO MÁS DE TIEMPO
 
“Narni Sotterranea”*: emocionante recorrido en los subterráneos de San Domenico que incluye la iglesia de  San Michele Arcangelo, el tribunal de la Santa Inquisición con las celdas, la sala de torturas y el interior de la iglesia dominica.
 
“Pinacoteca Civica”: situada desde hace poco en la prestigiosa sede del Palacio Eroli, la colección alberga entre otros la preciosa "Coronación de la Virgen", obra maestra de Ghirlandaio y una elegante "Anunciación" de Benozzo Gozzoli. 
 
Rocca Albornoziana: la fortaleza domina desde lo alto la ciudad y todo el panorama que la rodea.
 
Speco de San Francesco: el mismo Santo lo fundó en 1213, es una de los lugares más encantadores por su sencillez y perfecta comunión con la naturaleza.
 
 
EN EL TIEMPO LIBRE …
 
Este centro medieval es una invitación a "perderse" por callejas y rincones hasta llegar (a quien le agrade una buena caminata)  a la casa de Gattamelata, famoso capitán de la República de Venecia, y a la iglesia de Sant’Agostino. 
La cocina tradicional en Narni es muy sabrosa (famosos los “gnocchetti” de mollejas de pan con salsa de salchichas y habichuelas, que se acompañan con una copa de vino “ciliegiolo”).
 
N.B. En el mes de mayo en Narni se celebra la “Corsa all’Anello” , un torneo caballeresco de origen medieval con maravillosos desfiles y tabernas abiertas en los barrios para degustar los platos tradicionales.
 
SE ACONSEJA CAMBINAR CON:
 
Amelia, Terni, Cascada delle Marmore, Todi, Spoleto
 
*entrada previo pago 
 

 

TOP