Vallo di Nera

Foto-sx-81

El castillo, de época comunal, es de grandes dimensiones y conserva intacto todo su encanto, a pesar de los siglos, gracias al Estatuto del s. XIV que prohibía construir pórticos y bóvedas en las calles y plazas.

 

Se trata sin duda del castillo medieval mejor conservado en toda la región. Fue construido en 1216-17 por la Comuna de Spoleto, para dominar toda la Valnerina, sobre el lugar donde antes surgía la Rocca de Valle, un asentamiento de origen longobardo. Su función era de carácter defensivo y económico y era también el lugar desde el que colonizar un amplio territorio que llegaba hasta la cima del Monte de L'Immagine (1153 m.). En el s. XIV el florecimiento del centro favoreció la construcción de sus tres iglesias, con bellísimos portales góticos, y del convento franciscano que ya existía desde el s. XIII. Además de los cultivos tradiciones, una importante fuente de riqueza era el cultivo del “scotano” ( planta usada para teñir). El mayor crecimiento demográfico (más de 400 habitantes) se alcanzò a finales del s. XVI gracias a la riqueza que supuso el control de la transhumancia.

 

La iglesia de S. Giovanni del s. XIII presente un ábside con notables frescos de Jacopo Siculo de 1536; la iglesia de S. Maria está decorada con extraordinarios frescos de los siglos XIV-XVI. En uno de ellos se cuenta la memorable concordia que se obtuvo en ocasión del peregrinaje de los penintentes de la cofradía de los Bianchi (1399).
Entre los personajes ilustres que se alojaron en el castillo destacan Manfredi di Svevia, Braccio Fortebracci y Pierluigi Farnese que en 1540 estuvo aquí justo antes de la Guerra de la Sal contra Perugia.

TOP