Amelia

AMELIA 
 
Amelia acoge al visitante con la imponente y monumental vista de su muralla ciclópea (principios del s. III a. de C.). En el interior de la misma se asienta hasta hoy este sugestivo burgo de la Umbría Meridional. Su importancia en época romana la atestigua el hecho de que su nombre antiguo, Ameria, deriva de la antigua "Vía Amerina", principal eje de comunicación entre Roma y el norte de Italia. Por ello son muy numerosos los testimonios de esa época como la estatua de bronce de Germánico y los restos monumentales umbros y romanos que el centro medieval ha sabido conservar.  Los palacios gentilicios de época renacentista son una prueba de la riqueza y prosperidad de Amelia en esa época gracias sobre todo a su campiña, que con sus productos abastecía la Roma de los Papas... una campiña que incluso en al actualidad muestra la dulzura y amenidad del paisaje.
 
 
PARA VER EN MEDIO DÍA 
 
Muralla Poligonal  (III  sec. a.de C.): realizada con enormes bloques de travertino ensamblados sin mortero, es uno de los ejemplos de fortificación urbana más majestuosos de Umbría que maravilla por su monumentalidad e integridad.
Museo Cívico* (ex Collegio Boccarini): en el contexto de una estructura moderna que alberga un rico material- testimonio de la importancia histórica de Amelia- destaca la estatua de bronce de época romana de Germánico de escala natural y en actitud triunfante.
Iglesia de Ss. Filippo y Giacomo (San Francesco): realizada en el s. XIII, la iglesia merece una visita destacando en ella la capilla de  San Antonio con los sepulcros de la familia Geraldini de Agostino di Duccio.
Palacio  Farrattini: majestuoso edificio renacentista realizado según el proyecto de Antonio da San Gallo el Joven.
Plaza Marconi, se entra por el Arco de Piazza con la lonja  del Banditore; este lugar lo enriquece la fachada del Palacio Petrignani (en su interior frescos del s. XVI atribuidos según la tradición a la escuela de los  Zuccari).
Duomo de Santa Firminia y Olimpiade -  siglos XI-XII - con su imponente campanario románico conserva en su interior una rica decoración de la que destacan las esculturas de Agostino di Duccio (siglo XV)
Cisterna romana*: se trata de diez recintos comunicantes para el abastecimiento de agua. Bellísimas sus bóvedas de medio cañón sobre las que se asienta la Plaza Matteotti.
Palacio Comunal,  en su interior la sala de plenos conserva un interesante ciclo de frescos con escenas mitológicas.
 
 
CON UN POCO MÁS DE TIEMPO
 
A 10 Km de Amelia se aconseja visitar Lugnano in Teverina, hermoso y pequeño burgo medieval que conserva una de las iglesias románicas más bellas e íntegras de Umbría, la Colegiata de Santa Maria Maggiore.  
 
 
 
...EN EL TIEMPO LIBRE 
 
No dejen pasar la oportunidad de probar los óptimos vinos locales en una de las  “Cantine Sociali” y para los más golosos los famosos higos secos “Girotti” una de las especialidades locales.
 
 
SE ACONSEJA COMBINAR CON
 
Narni – Terni – Orvieto – Cascada delle Marmore 
 
*entrada previo pago
 

 

TOP